Lo que presento, lo que debo

Apóstol Rogelio Mora

Como soldados de Cristo, es nuestro deber, presentarnos día a día, ante la presencia de nuestro Señor, y darle parte de las instrucciones que hemos recibido de nuestras autoridades.

En el ámbito militar, un soldado debe “presentarse” ante su superior y darle parte del cumplimiento de las instrucciones que ha recibido del mismo; de manera similar, es nuestro deber, como soldados de Cristo, el presentarnos día a día ante nuestro Señor, y darle parte de nuestros deberes como líderes, en oración.

La verdadera adoración 1. Muchas personas creen que adorar a Dios es sinónimo de dedicarle una alabanza; la alabanza trae gloria, gozo y armonía a Dios, pero la verdadera adoración consiste en someter nuestro cuerpo al servicio de Dios; nuestro cuerpo continuamente lucha para evitar que sirvamos a Dios como es debido, en ocasiones nos invita a quedarnos en la comodidad de nuestra casa mientras los discípulos están pasando una necesidad, en otras hace que tengamos sueño cuando nos predican. Adorar a Dios lleva un sacrificio inherente a nuestro cuerpo, es el verdadero amor que mostramos a Dios. Cualquiera puede danzar y cantar en el templo, pero no todos están dispuestos a internarse en un barrio o invertir dinero en una llamada para consolidar a los necesitados. Asistir a los matutinos o realizar un ayuno un día entero, son formas de adoración que agradan a Dios.

Golpeo mi cuerpo 2. El Apóstol Pablo afirmaba que su cuerpo podía llegar a ser un estorbo si no lo hacía partícipe de su vida espiritual. Esto no significaba que su cuerpo era malo, sino más bien que comprendía que los efectos de la transformación que obra el Espíritu en nosotros deben también afectar nuestro ser físico. Por esta razón, buscó disciplinar su cuerpo para que este también viviera bajo el señorío de Cristo.

La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta 3. Alguien que no sacrifique su cuerpo y lo golpee, para ponerlo en servidumbre, no podrá conocer la voluntad de Dios. Jesucristo revela Su voluntad y Su propósito, solamente a los sacrificados por Su Reino. No es con nuestras propias fuerzas que vamos a servir a plenitud a nuestro Señor, sino con las de Él, las de Su amor 4.

Digno de confianza 5. Para que un líder tenga el privilegio de predicar, ya sea en el altar de la Iglesia o en cualquier otra actividad del Río de Dios, debe servir con sacrificio y ser hallado digno de confianza. ¿Cómo saber si alguien es digno de confianza? Cuando recibe una instrucción y la obedece, aunque le cueste sacrificio; debe tener además autoridad moral, ¿cómo podrá instruir a los demás si el mismo no se deja instruir? Por tanto, es importante asistir al discipulado a recibir instrucción. Un líder que no asista al discipulado, no está en condiciones de predicar.

Primero la familia, luego el servir a Dios. Si un líder tiene problemas en su matrimonio, contiende continuamente con su pareja y no provee para sus hijos, ¿cómo puede servir a Dios? Si somos soldados de Cristo, no podemos perder el tiempo en asuntos de la vida civil 6, es decir, no podemos llevar una vida familiar y secular desordenada porque eventualmente afectará nuestra vida ministerial, ya que el testimonio queda entredicho.

Dios bendice la obra bien hecha de nuestras manos 7. Debemos conducirnos en la vida secular sin enredarnos en los negocios de la vida, y ¿cómo podemos lograrlo? Guardando las reglas. Si, por ejemplo, hemos tomado dinero prestado de alguien o de una institución financiera, debemos comprometernos en pagar hasta el último centavo y en el plazo pautado. Lo que prometemos debemos cumplirlo siempre, de esa manera estaremos guardando nuestro testimonio de vida.

Lo que debemos a Dios 8. Los filipenses sostenían el Ministerio del Apóstol Pablo con sus ofrendas, lo cual implicaba un sacrificio agradable a Dios. Cuando diezmamos estamos siendo obedientes a la Palabra de Dios, pero cuando ofrendamos estamos sacrificando para Dios, lo cual desprende un olor fragante que sube al trono de Su presencia. Cuando no diezmamos tenemos una deuda y cuando lo hacemos tenemos un acto de obediencia, pero la ofrenda va más allá. No despreciemos pues las ofrendas, porque son el reflejo de nuestro sacrificio agradable a Dios. Debemos, además, dar gracias a Dios, por cuanto recibe nuestras ofrendas; en la rebelión de Coré 9, Moisés le pidió a Jehová que no mirara la ofrenda de esta familia; seamos pues buenos servidores, estando sujetos a nuestras autoridades, para que nuestras ofrendas sean aceptas ante Dios.

A Dios le debemos sacrificio y obediencia, y le presentamos alabanza y adoración. Seamos personas dignas de confianza, cumpliendo fielmente las instrucciones que recibimos de nuestras autoridades, vivamos en paz siendo responsables con nuestros compromisos, y guardemos los principios establecidos en la Palabra, de esta forma, Dios bendecirá el fruto de nuestras manos.

Citas:

1 Romanos 12:1 (NTV): Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo.

2 1 Corintios 9:26-27 (RVR60): Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que, habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

3 Romanos 12:2 (NTV): No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

4 2 Timoteo 2:1 (PDT): Timoteo, hijo mío, saca fuerzas del generoso amor que Dios nos da por pertenecer a Jesucristo.

5 2 Timoteo 2:2 (PDT): Has escuchado mis enseñanzas confirmadas por muchos. Ahora enséñaselas a personas dignas de confianza, que a su vez puedan enseñárselas a otros.

6 2 Timoteo 2:3-4 (PDT): Como un buen soldado de Jesucristo, comparte conmigo el sufrimiento. Ningún soldado pierde su tiempo pensando en asuntos de la vida civil, porque lo único que le preocupa es agradar a su capitán.

7 Deuteronomio 28:12 (RVR60): Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.

8 Filipenses 4:15-18 (RVR60): Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que, al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta. Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.

9 Números 16:15 (RVR60): Entonces Moisés se enojó en gran manera, y dijo a Jehová: No mires a su ofrenda; ni aun un asno he tomado de ellos, ni a ninguno de ellos he hecho mal.

Tu peor tiempo, tu mejor momento

Del 04 al 10 de Febrero de 2018

Idea central

Cuando damos, oramos y ayunamos, Dios se encarga de recompensarnos en público, y es que, en los peores tiempos, es donde Dios manifiesta Su poder, para darnos gozo.

Introducción

Cuando experimentamos un mal tiempo y acudimos a la Presencia de Dios, nuestra tristeza se convierte en gozo, y es que no debemos desfallecer, sabiendo que nuestros problemas en las manos de Dios, se tornan en oportunidades a nuestro favor, haciendo que nuestro peor tiempo se convierta en nuestro mejor momento para tener éxito y salir adelante. Hay tres acciones que traen recompensa a nuestra vida en los peores momentos: dar, orar y ayunar.

Dar

“Más cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. Mateo 6:3-4 (RVR60)

Cuando demos, debemos hacerlo para agradar a Dios y no para ser visto por los hombres; muchas personas han dado en el anonimato y hasta ahora no han recibido recompensa, pero llegará el tiempo en que Dios los recompensará en público. Si estamos viviendo tiempos difíciles, debemos saber que Dios hace sus mayores milagros en los desiertos.

Orar

“Más tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. Mateo 6:6 (RVR60)

Si bien podemos hacer oraciones públicas, Dios recompensa aquellas que hacemos en lo secreto. Dios nunca olvida nuestras oraciones, pero necesita que las mismas, vengan acompañadas de una actitud correcta; cuando hablamos no transmitimos un mensaje, lo creamos, así que no destruyamos con nuestra lengua por lo que tanto hemos orado.

Ayunar

“Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. Mateo 6:17-18 (RVR60)

Cuando ayunamos cerramos las puertas de los conflictos y viene revelación del cielo a nuestras vidas; cuando fortalecemos nuestro espíritu a través del ayuno, podemos oír claramente la voz de Dios. Cuando el profeta Daniel se dispuso a ayunar, salió de su conflicto; hagamos lo mismo, y veremos como Dios nos da dirección certera.

Conclusión

Debemos creer por una gran recompensa, porque la misma viene del cielo; nosotros, los hijos de Dios siempre estamos por encima de los tiempos. Cuando damos, oramos y ayunamos, abrimos las ventanas de los cielos, para que se disipe la tormenta y venga una lluvia de bendiciones sobre nuestra vida.

Llamado y ministración

La recompensa de Dios no viene para miembros de una Iglesia ni para los discípulos fruto de un liderazgo, viene sólo para los Hijos de Dios. Acepta a Dios en tu corazón como tu Padre y a su Hijo Jesucristo como tu salvador, y tendrás parte de la recompensa del cielo.

Intercesión

“Luego Nehemías añadió: Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza”. Nehemías 8:10 (NVI)

Señor, te pedimos por todas aquellas personas que en estos momentos están pasando momentos de necesidad, para que no estén tristes, sino que sean llenas de tu gozo; trae provisión a sus vidas.

Ofrendas

“Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre”. 2 Corintios 9:7 (RVR60)

Dios está mucho más interesado en tu voluntad al dar que en tu dinero, porque Él observa lo que está pasando en tu corazón cuando decides dar. ¡Da con gozo!

Consolidación

Lleva a la práctica al menos una de las tres acciones que traen recompensa en tus nuevos invitados, hazlo de manera dinámica. Por ejemplo, en cuanto a orar, invítalos al matutino de nuestra Iglesia un viernes de gloria a las 5:00 AM.

Puestos los ojos en Jesús

Del 11 al 17 de Febrero de 2018

Idea central

La mejor manera de superar una situación difícil, es mantener nuestra mirada en Jesús, si así lo hacemos, experimentaremos el gozo de Su victoria en nuestra vida.

Introducción

La fe es la convicción de lo que no se ve, pero eventualmente se hace visible aquello que ahora no vemos, de lo contrario nuestra fe sería una ilusión. Debemos creer en el Dios de milagros y tener expectativa de que seremos testigos de los mismos. Cuando colocamos nuestra mirada en Jesús, puede que la tormenta arrecie a nuestro alrededor, pero seremos capaces de caminar sobre esas circunstancias.

Despojémonos de todo peso

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro, tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”. Hebreos 12:1 (RVR60)

Muchas personas no han podido avanzar porque tienen la “unción de Scott”, es decir, cargan un bacalao muerto en las espaldas, esto es, un pecado oculto; puedes ser el mejor atleta, pero si intentas competir en una carrera con una mochila llena de ladrillos, de seguro perderás. Quita de tu vida todo aquello que te impida avanzar.

El gozo delante de nosotros

“Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”. Hebreos 12:2 (RVR60)

Cuando estemos pasando una prueba difícil, tal como la que Jesús experimentó en Su pasión, tengamos nuestra mirada en el gozo de la recompensa que viene del cielo, y es que todo aquel que pase por una tribulación y la supere ha demostrado su fe y recibirá del Señor una recompensa.

No nos cansemos

“Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar”. Hebreos 12:3 (RVR60)

Resulta contradictorio como aquellos que hacen el mal les va bien, pero que esto no nos haga desmayar, ya que más temprano que tarde, recibirán la paga de sus acciones; Jesús venció tales contradicciones en la cruz del calvario para que nosotros también podamos hacerlo.

Conclusión

El autor de nuestra fe es Jesús y la consume en la cruz; si le creemos al Señor, lograremos lo que sea. Dios puede hacer cosas grandes en nuestra familia y en nuestra nación, y sólo nos pide que en medio de la tormenta no apartemos nuestra mirada de Jesús, quién hace valer su trono de justicia en la tierra.

Llamado y ministración

Sólo uno de doce apóstoles, Pedro, logró salir de la barca y caminar sobre las aguas, pero tan pronto apartó su mirada de Jesús empezó a hundirse. Cuando recibes a Cristo en tu corazón, ese mismo Jesús te invita a una vida sobrenatural donde nunca permitirá que te ahogues.

Intercesión

“El corazón alegre constituye buen remedio; más el espíritu triste seca los huesos”. Proverbios 17:22 (RVR60)

Muchas personas han recibido un diagnóstico médico terminal y se echan a la tristeza, acelerando su muerte. Te pedimos Señor que traigas alegría y esperanza a sus vidas, concediéndoles el remedio de Tu sanidad.

Ofrendas

“Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón”. Salmos 37:4 (NVI)

Cuando ofrendamos con gozo, deleitándonos en honrar al Señor, toda aquella petición que traigamos a Su altar, nos será concedida.

Consolidación

Organiza una actividad al aire libre con tus nuevos invitados, como en un parque, haciéndoles competir con mochilas pesadas, será una oportunidad para compartir en otro ambiente y les instruirás acerca de la importancia de despejarnos de todo peso.

Tu actitud impacta tu camino

Del 18 al 24 de Febrero de 2018

Idea central

Cuando cambias tu actitud, cambias tu manera de pensar y de adorar, lo cual incide positivamente en tu camino.

Introducción

En momentos difíciles debemos asumir una actitud correcta. El camino que tu llevas será impactado por la actitud que tomes ante las circunstancias; hay quienes piensan que son los únicos que experimentan malas situaciones y se preguntan ¿por qué a mí?, pero si echan una mirada al mundo verán cuán bueno el Señor ha sido con ellos. El mayor éxito de la vida es estar vivo teniendo a Cristo en el corazón.

Óleo de gozo en lugar de luto

“A ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya”. Isaías 61:3 (RVR60)

Dios sabe cómo transformar el luto y nuestras más sentidas pérdidas, para experimentar Su Presencia; estar llenos de Ella, es estar llenos de entusiasmo. Si mantenemos una buena actitud, Dios nos perfumará en nuestras tristezas, cubrirá nuestras desavenencias con ropas finas y nos dará prendas de alegría, dejándonos saber que ha llegado el momento de la fiesta.

Echando fuera la tristeza

“Elí respondió y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho. Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste”. 1 Samuel 1:17-18 (RVR60)

Ana no podía tener hijos y por ello vivía triste; el llanto no ayuda mucho, los sufrimientos son la mejor dieta, la tristeza seca el alma; cuando estamos anímicamente mal, nada nos importa, y así como Ana, muchas personas andan así. Cuando Ana cambió su actitud, y no estuvo más triste, Dios le concedió las peticiones de su corazón.

Dios nos levanta del polvo

“Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo”. Job 19:25 (RVR60)

Pese a las circunstancias de Venezuela y del mundo, debemos mantener una actitud positiva como Job, y afirmar que Jesús vive y que al final nos levantará del polvo. Es muy fácil decir: ¡Aparta de mi este problema! Lo difícil es mantener la calma y esperar con paciencia la respuesta del Señor.

Conclusión

Como creyentes en Cristo e hijos de Dios, tenemos la potestad, el derecho y el privilegio de vivir una vida que manifieste la presencia de Dios, en un sentido de gozo palpable; demuestra con tu buena actitud, el camino que has decidido tomar en Cristo.

Llamado y ministración

Cuando recibimos a Jesús como nuestro Salvador, nuestra vida se esconde detrás de Él y ya el enemigo no tiene arte ni parte en nosotros. Tu fe en Cristo y una buena actitud, redundarán en éxito para tu vida.

Intercesión

“Entonces tú cambiaste mi tristeza en baile. Me quitaste el luto y me vestiste de alegría”. Salmos 30:11 (PDT)

Señor, te pedimos por todas aquellas familias que han experimentado la muerte de un ser querido, para que quites su tristeza y su luto, y traigas paz a su corazón.

Ofrendas

“El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado”. Proverbios 11:25 (NVI)

Si siendo generosos con los demás, prosperaremos, cuánto más si somos generosos para con Dios. Seamos generosos y reanimemos a los caídos, de tal forma que nuestro gozo sea multiplicado.

Consolidación

Visita esta semana a los nuevos invitados en sus empresas o en sus empleos, declarando prosperidad. Si asiste alguna pareja que no ha podido tener hijos, declara que la esterilidad es echada fuera de sus vidas; es el propósito de Dios que seamos fructíferos en todo.

Fe inconmovible

Del 25 de Febrero al 03 de Marzo de 2018

Idea central

Las pruebas son para gozarse, pero no por la situación actual sino por lo que Dios hará, sabiendo que Él siempre tiene el control de todo en todo momento.

Introducción

Hay quiénes lo dejan todo cuando se les presenta un problema económico o familiar; de la noche a la mañana deciden partir del país y renunciar a sus sueños; lo peor que le puede pasar a alguien es perder la fe en medio de las pruebas. Si Dios dijo que Venezuela será llamada la “deseada de las naciones”, debemos creer que así será, pese que las circunstancias muestren lo contrario.

Confiando en Dios

“Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre”. Salmos 125:1 (RVR60)

Jesús cuando llamaba a alguien, simplemente con decirle “sígueme” lo hacía, y esto porque es el Señor. Hoy en día otro señor, Mammon, o sea el dinero, nos dice “sígueme” y muchos dejándolo todo, se van del país y lo siguen. ¿En quién realmente tenemos puesta nuestra confianza, en Jesús o en Mammon? No debemos movernos por cualquier señor sino sólo por el Señor de señores.

Superando las pruebas

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”. Santiago 1:2-3 (RVR60)

Un cáncer no es motivo para gozarse, pero el milagro de sanidad y la conversión de la familia producto de dicho milagro sí; no debemos magnificar los problemas, sino verlos desde la óptica de Dios; si Cristo es capaz de librarte de una prueba, también te librará de otras. Dios no nos da la paciencia, sino las pruebas para desarrollarla.

Constancia, la clave del éxito

“El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”. Santiago 1:8 (RVR60)

Pidamos con fe, sobre todo para aquello que no podamos resolver; no podemos ser ambiguos, hoy pedir con fe y mañana negar con desánimo. Cuando emprendemos un negocio, por un tiempo estaremos recuperando la inversión para luego poder disfrutar de las ganancias; ninguna empresa que venga de parte de Dios, nos volverá prósperos de la noche a la mañana, por ello debemos ser constantes en todo lo que hagamos.

Conclusión

Nuestra fe debe ser inconmovible, a prueba de fuego y constante, afirmando siempre que Dios nos acompañará hasta el último hálito de vida; dejemos a un lado la ambigüedad y pidámosle a Dios sabiduría, para cerrar las puertas que no vienen de Él y para entrar por aquellas que si vienen de Él.

Llamado y ministración

Acepta a Jesús en tu vida, y estarás fundamentando tu fe sobre roca sólida, la cual ninguna circunstancia moverá.

Intercesión

“Hazme oír por la mañana tu misericordia, Porque en ti he confiado; Hazme saber el camino por donde ande, Porque a ti he elevado mi alma”. Salmos 143:8 (RVR60)

Muchos hoy en día se preguntan en nuestra nación: ¿me quedo o me voy del país? Señor, te pedimos que les enseñes el camino que deben andar y aprendan a confiar en ti en medio de todo.

Ofrendas

“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”. Hechos 20:35 (RVR60)

¿Qué clase de personas queremos ser, de los que reciben y dependen económicamente de los demás o de los que proveen y bendicen a otros? Todo empieza por una semilla en el altar de Dios. Sé parte de la generación que bendice a otros.

Consolidación

Presta especial atención a los nuevos invitados que te han manifestado el deseo de partir de nuestra nación, buscando en ti un consejo. Puedes visitarlos durante la semana y tomar un café mientras les platicas acerca de tu experiencia.