Las energías más poderosas del mundo sin control pueden ser las más peligrosas. Tenemos la responsabilidad de controlar una de las más grandes de las energías, las emociones.

La Energía más Grande del Planeta - Prédica

Ministerios Rogelio Mora 2016 Venezuela

Desarrollo:

– Control de emociones

“Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad”. Proverbios 16:32 (RVR60).

La emoción bien controlada puede darme la habilidad de conquistar mis sueños. Pero también una emoción descontrolada puede acabar con una visión, con un propósito.

– Mejor calidad de vida

El que se enseñorea de sus emociones garantizará una mejor calidad de vida, éxito, victoria y puede controlar cualquier situación. Hay gente atrapada en sus emociones (temor, miedo, rabia, celos).

– El amor es poderoso si es controlado

“Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”. 1 Timoteo 6:10 (RVR60).

Muchos se pierden por la emoción de amontonar dinero.

“¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”. Santiago 4:4 (RVR60).

Dejarse llevar por las emociones que ofrece el mundo y perder el control, te convierte en enemigo de Dios.

“¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?”. Santiago 4:1 (RVR60).

Las guerras inician por una emoción, sofócalas. Los suicidios son provocados por no controlar una emoción: la tristeza.

– La actitud y las emociones

Nadie es responsable de mis actos, en mis emociones se muestran mis debilidades. Tu actitud tiene que ver con las emociones.

Conclusión:

La clave para tener el poder es controlar las emociones. No temas, el Espíritu Santo está contigo para fortalecerte en tu debilidad dándote dominio propio.

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. 2 Timoteo 1:7 (RVR60).

El Espíritu Santo te da el poder para que sigas adelante.

Ofrendas:

“Entraré en tu casa con holocaustos; te pagaré mis votos, que pronunciaron mis labios y habló mi boca, cuando estaba angustiado. Holocaustos de animales engordados te ofreceré, con sahumerio de carneros; te ofreceré en sacrificio bueyes y machos cabríos”. Salmos 66:13-15 (RVR60).

Una de las responsabilidades mas importantes que tenemos con Dios es presentarnos siempre con una ofrenda en las manos. No evadas esa responsabilidad.